De lo que deberías hablar en el trabajo

¿Te has dado cuenta que algunos países han estado reduciendo la jornada laboral de sus trabajadores? Sí, lo han hecho y seguro estas pensando cuándo lo harán en el tuyo! Calidad de vida, economía, rendimiento… son algunas de las razones por las que algunos países de Europa han tomado esta medida, es más, en los Países Bajos esta es la norma.

El ¿por qué? hay varias razones y teorías que lo justifican. La visión más humanística, habla del mejoramiento de la calidad de vida, gracias a que tendremos más tiempo libre y horas de descanso; además del ahorro en costos asociados a cuidados infantiles, transporte y alimentación; así como mayores oportunidades de llevar un estilo de vida más saludable y equilibrado, impactando positivamente en los niveles de productividad.

Desde una visión más economicista, considerando el crecimiento poblacional y los niveles de industrialización de los puestos de trabajo, es muy poco probable garantizar a futuro jornadas laborales de 8 horas para todos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha manifestado que recortar las horas laborales permite la creación de nuevos puestos de trabajo, ya que un menor número de horas para un trabajador, significa más oportunidades de trabajo para otro.

Esta medida a simple vista parece muy positiva, sin embargo ¿Estamos pasando algo por alto?