Si no estás en internet, ¿no existes?

 

¿Dudarías de un empresa que al buscarla en la web no la consigas, o que no tenga Facebook o Instagram?

Todo el tiempo leemos lo útil que puede ser para nuestros proyectos el uso estratégico de las redes sociales, pero ¿Cómo lograr que las redes sociales se conviertan en una herramienta de marketing y fidelización de nuestra marca o de nuestro proyecto? ¿Cómo saber si lo que estamos haciendo se adapta o no a nuestros objetivos?

Las redes sociales son plataformas que logran transmitir los mensajes que deseamos comunicar a nuestros seguidores y potenciales clientes, bien sea un producto, un servicio o simplemente contenido o información que ofrezcamos.

La calidad de los contenidos que mostramos nos ayudarán a interactuar con nuestra comunidad y generar comentarios positivos, los cuales serán resultado de la empatía que logremos crear entre nuestra “marca” y nuestros usuarios.

El marketing online debe apostar a generar emociones, aprovechando objetivamente las principales fortalezas que brindan las redes sociales: ser masivas e hipersegmentadas, llegando estratégicamente a quienes queremos llegar.